El cantante mexicano Aleks Syntek aún no responde públicamente a las alegaciones de acoso sexual contra un menor de 17 años que pesan en su contra. La controversia inició luego de que la supuesta víctima, Lemon Brick, residente en Manchester, Inglaterra, publicara pantallazos de la conversación que mantuvo con el artista mediante chat de Instagram. En principio, Syntek abordó al muchacho presentándose como un artista famoso en México; posteriormente, lo invitó a visitar el país y hasta dijo que quería viajar al suyo. Al darse cuenta que el menor había hecho público el intercambio, el intérprete le envió un mensaje pidiéndole que retirara las capturas, ya que todo era una broma y no quería poner en peligro su relación y su familia. “Amigo, sinceramente no recuerdo esta conversación contigo, pero obviamente fue una broma inocente y te ofrezco disculpas”, indicó Syntek a Brick. “Tengo una familia. Dos niños hermosos y una encantadora esposa y nos están poniendo en peligro. Puedes destruir una buena y bonita familia con ese post que exhibes en tus historias”.