La cantante Amara La Negra está harta de que las mujeres afrolatinas no aparezcan “ni en las telenovelas, ni en las películas, ni en las revistas”, y aspira a ser para los jóvenes de hoy el icono que en su día representó Celia Cruz, a quien conoció de niña cuando era bailarina del programa “Sábado Gigante”. Amara, cuyo nombre real es Diana de los Santos, conversa con Efe en Detroit, donde participa como embajadora en un evento de Planned Parenthood, la mayor red de clínicas de salud sexual de EE.UU. y que atiende, sobre todo, a mujeres con pocos recursos.