Ben Affleck fue captado a su salida del hotel La Peer en West Hollywood, de Los Ángeles, tambaleando y con dificultades para caminar debido al alcohol que había consumido previamente. El actor preocupó a propios y extraños luego de que una fanática se tomará una foto con él, pero al dejar de abrazarla, le costó caminar e inclusive tuvo que sostenerse de su camioneta para no caer al suelo. Horas después, el actor reapareció acompañado de una mujer y a pesar de que las imágenes de su recaída han dado la vuelta al mundo, el histrión se mostró de buen humor y con un café en mano dijo: “Bueno, ya sabes qué pasa. Es un error, pero no voy a dejar que me pase más”. De esta forma, Ben confirmaría que había sufrido una recaída en pleno proceso de recuperación luego de que su ex Jennifer Garner lo llevara a una clínica de rehabilitación.