Chayanne dedicó su primer concierto de octubre en el Auditorio Nacional a uno de los intérpretes que lo han inspirado a lo largo de su trayectoria: José José, fallecido el sábado pasado. México me vio crecer y me ayudó a crecer. Raúl Velasco me ayudó mucho en la carrera. Ahí me apadrinó un grande de la música, quien acaba de fallecer y es tristísimo. Le dediqué mi concierto en Puebla y se lo dedico esta noche. Es uno de los grandes a quienes siempre van a recordar. De él me van a acompañar sus canciones, son mi inspiración. Siempre estará en nuestros corazones, porque México es grande”, expresó Chayanne antes de interpretar Un siglo sin ti, en la que cobraron otra dimensión versos como “has cambiado mi vida, me has hecho crecer y es que no soy el mismo de ayer, un día es un siglo sin ti”. Con tal discurso, Chayanne se llenó el corazón de los aplausos del público mexicano, que levantó palmas al cielo para El príncipe de la canción. Desde su llegada al recinto, Chayanne partió plaza. Lo hizo con la sensualidad que le caracteriza ante los múltiples gritos de sus seguidoras por cada uno de sus movimientos sobre el escenario del Auditorio Nacional en su primer concierto de octubre con su gira de conciertos Desde el alma tour. Ante diez mil personas, el cantante puertorriqueño se plantó firmemente en el escenario y le arrebató plácidamente la tranquilidad a su público con Torero y Humanos a Marte, sus dos primeras interpretaciones. Bailó como si el tiempo no hubiera pasado. Perfecto, carismático, preciso y seductor a sus 51 años de edad y con una energía igualada a la de hace más de cuatro décadas cuando inició su trayectoria. ¡Buenas noches, México, lindo y querido! ¡Hola! ¡Qué bonito! ¡Muchas gracias, de corazón! Han sido muchas fechas, muchas presentaciones aquí en el Auditorio Nacional, en una gira de un año y medio intenso en la que han estado aquí conmigo. ¡Gracias, México! ¡Es hermoso esto! Se hace con mucho cariño, con amor, desde el alma. Todo esto se monta con entusiasmo para ustedes. ¡Esta noche ustedes mandan y yo obedezco! ¡Esta noche necesitamos su energía!”, expresó Chayanne ante el descontrol de las mujeres que asistieron a observar detenida y efusivamente al showman boricua.