Daniela Castro dio este miércoles su versión de los hechos, sobre las acusaciones que tuvo en Estados Unidos de robar siete prendas de una tienda de rebajas, con valor de $700 dólares. La actriz quedó libre de cargos, debido a que el Condado de Bexar, Texas no encontró pruebas suficientes en su contra. “Me siento liberada, una mujer honrada, honorable, pero sobre todo me siento intensamente feliz porque yo sé y sabía que este momento iba a llegar. Tuve qué callar por órdenes de mis abogados. No podía subir nada a redes sociales ni defenderme y hoy les quiero compartir que soy la mujer más feliz afortunada que tuve un gran aprendizaje de esta situación”, afirmó en conferencia de prensa. Para la actriz, este momento fue duro en muchos aspectos, principalmente por las críticas que recibió, dijo. “He vivido la experiencia más difícil en mi vida. He sido juzgada, crucificada, señalada, derrotada y humillada por algunos medios; a todos ellos les agradezco porque para mí los tiempos de Dios son perfectos, yo soy inocente y se cometió una injusticia. Soy madre de familia, con 32 años de mi vida trabajando, que muchos de ustedes les consta que tengo una carrera impecable”, expresó. “Lo único que me lastimó en lo más profundo de mi ser fue el daño emocional, el daño tan terrible que le hicieron a mi familia, el daño que me hicieron a mí sobre todo porque condicionaron a mis hijos”, expresó. Por el momento, Castro, quien fue la antagonista de la telenovela “Me Declaro Culpable” puede, sin problemas visitar Estados Unidos y cualquier otro lugar.