Demi Lovato compartió en su cuenta de Instagram una sensual fotografía en la que presume de sus curvas.
Frente al espejo, la cantante estadounidense posa con un sexy atuendo para dormir que resalta las curvas de su cuerpo.
La intérprete de 25 años de edad ha luchado contra problemas de adicciones y de alimentación, en los últimos años ha ganado peso, cuestión que ella misma ha aplaudido y sus seguidores se lo han reconocido.