Preocupado por la violencia que se vive en su país natal, Eduardo Verástegui decidió encabezar una iniciativa para construir la imagen de “El Cristo de la Paz”, figura de Jesús que, de hacerse realidad, sería la más grande del mundo. Trascendió que la estatua que será realizada en Ciudad Victoria, Tamaulipas, tendrá 77 metros de altura, por lo cual superaría en tamaño al Cristo Redentor o Cristo del Cerro del Corcovado en Brasil que alcanza los 30.1 metros de altura. La efigie será diseñada por el arquitecto mexicano Fernando Romero, representará a Cristo ofreciendo un abrazo a la población, y podría convertirse en una de las maravillas del mundo. Conjuntamente, el plan también contempla que bajo la imagen se cree una explanada con capacidad hasta de 10 mil personas para eventos especiales, además de una ruta del Cristo de la Paz a una iglesia, mercado de artesanías, restaurantes, centro de convenciones, albergue para peregrinos, hotel, anfiteatro, estaciones de funicular y teleférico, locales comerciales y estacionamientos.