Ni las cajas, ni los alimentos, ni las latas, este es el punto con el que deberías tener más cuidado. Sabemos que la mayor recomendación para ayudar a que la pandemia de Covid-19 comience a detenerse y el número de personas enfermas no siga aumentando es el aislamiento social la mayor cantidad del tiempo posible; sin embargo, es difícil no salir de casa cuando se necesitan alimentos.  Así es, en estos momentos, la mayoría de la gente sale sólo al supermercado en busca de comida, medicamentos o artículos de higiene personal.  Por ello, un estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard advierte sobre la urgencia de tener cuidado con un punto en específico que puede convertirse en foco de infección.  Aunque muchas personas toman la precaución de lavar lo que compraron antes de guardarlo en casa, resulta que los artículos no son el principal factor de riesgo. El estudio publicado en The New England Journal of Medicine sostiene que el manubrio del carrito es el objeto con mayor potencial para transmitir coronavirus (y otros agente patógenos). La investigación afirma que el nueva coronavirus puede sobrevivir hasta tres días en superficies como acero y plástico (materiales de los que están hechos los carritos del super), por lo tanto, una persona infectada que estuvo en contacto con él podría haber dejado el virus mucho tiempo antes de que tú lo uses.  En este caso, la institución educativa recomienda tomar algunas precauciones indispensables para ir a hacer las compras en esta época.  Lleva una toalla desechable con desinfectante para limpiar el manubrio del carrito o las asas de la canasta.  Utiliza una bolsa de tela o lona para depositar lo que comprarás desde el principio y así no tener que usar carro o canasta.  Haz un plan de alimentación y compras para que en una sola visita cubras todas tus necesidades.