La cantante Lady Gaga fue elegida por Anna Wintour como una de las anfitrionas de la MET Gala 2019, por lo que ha impactado a su paso por la especial Alfombra Rosa.

En esta edición 2019 del evento más importante del mundo de la moda había puesto la valla muy en alto para la que es considerada la reina de lo extravagante, ya que esta ocasión el evento fue dedicado a la estética “camp”.

Gaga volvió a sus raíces extravagantes, luego de que decidiera alejarse de ese extilo, tras el lanzamiento de su disco “Joanne”, por el que le aposto al estilo folk.

Ahora,  Lady Gaga volvió a trabajar con Brandon Maxwell, el estilista con el que confeccionó un de sus looks más osados: el vestido de carne del MTV VMA 2010 y con el que se robó todas las miradas.

Lady Gaga sabe de a proyección que tiene pasar por la Alfombra Rosa del Museo Metropolitano de Nueva York, por ello decidió portar un look de cuatro atuendos y un performance con bailarines.

Cabe destacar que Lady Gaga llegó con un diseño que poco a poco se fue transformando, por lo que su paso por la Alfombra Rosa se tardó más de 20 minutos acaparando toda la atención de la prensa internacional.