Graziosi dijo que prestó sus servicios de limpieza a la residencia del puertorriqueño, su entonces esposa Jennifer López y sus hijos, Max y Emme desde el 2005. Concetta Graziosi entabló una demanda de $500,000 en el tribunal federal de Brooklyn en octubre de 2018 en contra del salsero por presuntos salarios impagos. Graziosi dijo que prestó sus servicios de limpieza a la residencia del puertorriqueño, su entonces esposa Jennifer López y sus hijos, Max y Emme, en Brookville, Nueva York, desde 2005 hasta que la propiedad se vendió en 2017 y recibió $2,000 ni siquiera el salario mínimo cada dos semanas, a pesar de trabajar todo el día. “A veces Graziosi compraba comestibles para el hogar antes de que comenzara su ‘cambio oficial’, sin compensación”, agregó la demanda. Desde que se supo de la demanda en enero, ni el intérprete de “Vivir mi vida” ni sus representantes se pronunciaron públicamente. Sin embargo, los abogados del boricua manifestaron que la mujer fue compensada con el salario justo. Page Six informó este lunes que el asunto se ha resuelto en una mediación privada.