Miley Cyrus está embarazada de su primer hijo con Liam Hemsworth, y por esa razón la pareja ha hecho una gran remodelación en su nueva mansión de Tennessee.
Miley compró la propiedad en agosto del año pasado, por US$ 7,5 millones y desde entonces empezó a acomodar el inmueble, supuestamente para recibir a los hijos que quiere tener con su prometido.
De acuerdo con la revista australiana NW, Miley añadió a la casa, dos habitaciones más y muy amplias, para que una de ellas sea el cuarto del futuro bebé.