La actriz fue obligada a perder ese peso para poder interpretar a Rachel Green en la serie ‘Friends’. Jennifer Aniston fue obligada a perder 13 kilos para interpretar a su personaje de Rachel Green, en el seriado Friends, según señala el libro ‘Generation Friends: An Inside Look at the Show that Defined a Television Era’, de Saul Austerlitz. La actriz tenía que cumplir con ese requisito porque al aparecer frente a las cámaras, y parecía de un peso que no era el suyo. “Fue obligada a perder 30 libras si quería seguir en la industria de Hollywood”, dice el autor. “Aniston no estaba gorda, todo el mundo podía ver lo preciosa que era, pero la cámara le sumaba 10 libras más”, señala. El libro agregó que la actriz fue obligada a presentarse en mallas después de realizar una primera audición, situación que, según el autor, fue validada por su representante.