Atala Sarmiento fue quien se negó a firmar la renovación de su contrato con “Ventaneando”, pues quería más sueldo y arreglar algunas cláusulas, según reveló un ejecutivo de esa televisora.
El informante  prefirió permanecer en el anonimato, y reveló al Diario Basta!: “Ella quiso arreglar detalles de su contrato sin decirle nada a Pati Chapoy, pedía aumento de sueldo, siendo que sólo trabajaba una hora al día. Hay un tabulador y no se podía sobre pasar el parámetro permitido”.
El ejecutivo también reveló que se le dijo que propusiera un nuevo programa y no lo hizo; que ella lo que quiere es llegar, sentarse y conducir, estaba molesta porque no sabía qué hacer y se negó a firmarlo, y que el viernes le dijeron que si no firmaba no podría entrar al programa. Pati le dijo que era una instrucción de la empresa, y que si no lo hacía ella no podría hacer nada.