María Celeste Arrarás narró algunos detalles de lo que se vivió dentro de la funeraria Caballero Rivero, localizada en Westchester, Florida, donde familiares, amigos y personalidades del medio artístico dieron el último adiós a José José el pasado 4 de octubre. La periodista contó que una línea de coronas de flores, enviadas por amigos y diferentes cadenas de televisión, guiaron el camino hacia el féretro del cantante, quien vistió un traje azul y cuyos restos fueron acompañados por un crucifijo negro y una imagen de la Virgen de Guadalupe. “Cuando entré a esa sala me encontré con el féretro de José José, era un féretro todo dorado, preciso, forrado de terciopelo azul eléctrico. Él estaba acostadito ahí con un traje azul, con una corbata azul, estaba con las manos cruzadas empuñado un crucifijo negro, grande y también tenía junto a su cabeza, del lado izquierdo, una foto de la Virgen de Guadalupe y encima de esa foto había una sola rosa blanca”, describió María Celeste en el programa Al rojo vivo. Relató que a su llegada al velorio, al que fue invitada por los familiares gracias a la amistad que mantuvo con el cantante, se encontró con diferentes salas, la principal, en la que vio a los hermanos José Joel y Marysol acompañados por algunos invitados y otra en donde se encontraba, visiblemente afectada, Sara Sosa acompañando los restos de su papá.