La solidaridad se impuso sobre la violencia en algunas de las  marchas de protesta por la muerte de George Floyd a manos de la Policía de Minneapolis. Videos en redes sociales muestran que algunos cuerpos de policía se unieron a los pedidos de justicia por Floyd y el fin del racismo. En Flint, Michigan, un video muestra al alguacil y a sus hombres unirse a la protesta después de que una multitud se lo pide. En Newark, la ciudad más grande de Nueva Jersey y en donde los afroamericanos son mayoría, no se vio a la Policía al lado de los manifestantes, pero la protesta transcurrió en paz. Las imágenes en estas pequeñas ciudades contrastan con las de las grandes urbes, en donde los arrestos, saqueos y disturbios fueron predominantes