Rafael Amaya supo cómo salir de sus adicciones al alcohol y a las drogas y mantener un lugar en el mundo del espectáculo, a pesar de que Aurelio Casillas, personaje que realizó en la serie “El Señor de los Cielos“, lo catapultó a la popularidad y fortuna, pero también a la desgracia personal, pues sin darse cuenta cayó en el consumo de estupefacientes, de los que para su fortuna pudo y supo atender en tiempo para salir de las garras de los vicios nocivos para su salud.
El joven Agustín Larios narra la noche que vivió en un table dance en dónde conoció y convivió con Rafael Amaya y la cual califica como la fiesta de su vida y la última llena de excesos para el famoso actor.
“Me encontré a Rafael Amaya en un table dance, aquí en la CDMX un jueves y aunque nos conocimos y convivimos, no lo he vuelto a ver porque no nos dimos los teléfonos, pero lo que unos amigos vivimos con él es inolvidable. Él comentó que ya no iba a beber y a meterse nada y que era una despedida de los vicios, de la maldad. Esa noche él estuvo con 5 chavas del lugar, las más hermosas fueron para Rafael, con todas tuvo relaciones sexuales y él solito se bebió una botella de whisky Buchanan’s 18 años y estuvo consumiendo drogas en el lugar, sin que nadie le dijera nada, nosotros por convivir con el actor de moda nos fuimos un día después, pero luego nos enteramos que él aguantó tres días de fiesta”, reveló Agustín, quien conviviera más de 48 horas con Rafa Amaya.