Después de haber sido duramente criticada por supuestamente aparecer con sobrepeso mientras tomaba el sol en bikini durante un paseo en yate, Selena Gomez sorprendió a sus fans con nuevas curvas.
Durante su estancia en el programa de James Corden, la actriz de 26 años, reveló uno de sus secretos mejor guardados para lucir espectacular y recuperar su salud.
La cantante aseguró que todos los días en ayunas consume un trozo de jengibre, ya que no sólo ayuda a la pérdida de peso, también fortalece el sistema inmune, reduce la inflamación, el riesgo de infarto y mejora la circulación.
“Amo los shots de jengibre. De hecho me como un trozo de raíz de jengibre cada manaña. Es muy bueno. No te enfermas. Mata todo por dentro; todas las cosas malas”, comentó la intérprete de “Back To Yoy”, “Wolves” y “It Ain’t Me”.
Hay que recordar que Selena estuvo en un centro de rehabilitación para superar la depresión y ansiedad que le dejó el Lupus, la enfermedad crónica de predisposición genética, que evoluciona por brotes, y en la que un agente exterior desconocido, químico o biológico, produce una alteración inmunológica.