En septiembre pasado, Daniela Castro fue acusada de robar varios productos en una tienda de San Antonio, Texas; ahora tras dos meses de enfrentar el escándalo, sale a la luz que las autoridades desestimaron los cargos en contra de la actriz. El condado de Bexar retiró las acusaciones que pesaban sobre la protagonista de telenovelas, debido a que no encontraron evidencias suficientes de que cometió el delito o que tenía intención de sustraer productos. El fiscal del distrito de Bexar, Nico LaHood, declaró que en ningún momento la estrella de televisión tuvo trato preferencial, ya que desconocía que era famosa y que incluso se revisó su caso detalladamente. “Evaluamos todo… tenemos evidencia de que ella gastó una gran cantidad de dinero en esta tienda. Ella estuvo en la caja registradora por 10 minutos, pagando. No parece que haya intentado robar”, declaró. Ante la resolución, Daniela Castro anunció que dará una conferencia de prensa para hablar de viva voz la situación que enfrentó en los últimos meses y la cual ha generado mucha incertidumbre en el espectáculo. La actriz fue detenida el pasado 28 de septiembre en San Antonio, Texas, tras supuestamente robar varias prendas de ropa con un valor aproximado de 800 dólares en la tienda Saks OFF. Fue arrestada y salió en libertad tras pagar una fianza de 815 dólares y aunque su primera audiencia estaba prevista para el 29 de octubre, fue aplazada por petición de sus abogados.