La supuesta amiga de Juan Gabriel, Dolores López Lira sigue violentando los derechos humanos y mantiene acoso para sacar a Carlos André de Regil, su esposa Briseida Landaverde de Regil y sus dos pequeñas hijas del hotel Xolumado en la Riviera Maya, donde hoy se cumplen 13 días de calvario. El sufrimiento es indescriptible, sin tener agua y energía eléctrica, además de estar recibiendo un trato completamente inhumano en contubernio con la Fiscalía General del Estado (FGE), el gobernador del estado Carlos Joaquín González y la presidenta municipal de Solidaridad Laura Beristain Navarrete, quienes han cometido negligencia al no proteger la integridad de la familia. Las que más sufren son las pequeñas gemelas, hijas del matrimonio De Regil, una de las cuáles padece asma, y como menores no soportan el calvario en que están sometidas, además de que no se les permite el acceso de ningún tipo de ayuda, ni siquiera medicinas, ya que su verduga, Dolores López Lira, con la descarada complicidad de las autoridades, a las que tiene compradas debido a su poderío económico, los amenazó que en caso de salir, se quedarían en la calle pues los golpeadores que merodean el lugar no los dejarían volver acceder al predio. El viacrucis que vive la familia de Regil parece no tener fin, ya que Dolores López en lugar de esperar a que se lleve el proceso debido legalmente, sigue empecinada en obligarlos a salirse del lugar. En el documento firmado se especifica claramente que la posesión vitalicia era para el Divo de Juárez, Juan Gabriel, quien incluyó en el escrito a Carlos André de Regil y para su esposa Briseida Landaverde. Las gemelitas que conocen a Juan Gabriel a través de videos y fotografías, además de un altar en el que realizan una oración todos los días, no entienden lo que está sucediendo alrededor de ellas, por lo que sus padres están haciendo todo lo posible para que sigan llevando una vida normal.