El cantante Enrique Guzmán sigue firme en su decisión de cortar comunicación con su nieta Frida Sofía, quien desde el año pasado ha mantenido una guerra declarada con su madre, la cantante Alejandra Guzmán. “Yo no tengo que recapacitar, quien lo tiene que hacer es ella, es decir, está usando a su familia como arma para ser más famosa, en su sistema que está queriendo hacer, sistema del cual yo no fomo parte ni su mamá; y si la insulta su mamá nada más se queda callada, dice que la quiere y ya, es lo mismo, yo también la quiero mucho, pero si va hacer ese tipo de conexiones con su familia, insultando o agrediendo pues no”, dijo Enrique Guzmán el día de ayer durante una conferencia para anunciar su concierto a la carta. El distanciamiento entre la rockera y su hija se dio el año pasado, cuando la expareja de Frida Sofía el modelo Christian Estrada le llevó serenata a Alejandra Guzmán hasta el hotel donde se hospedaba en Las Vegas, mientras la hija se encontraba en Miami. A partir de ese momento Frida la ha acusado constantemente de haber tenido una relación con Estrada. En mayo del 2019 Frida comienza su ataque contra la Guzmán, con una dura ilustración donde se aborda el maltrato psicológico en un niño y la acompaña con una leyenda que dice: Felicidades Ale. Ese mismo mes da declaraciones para una revista de espectáculos, sobre la supuesta relación de su ex pareja con su mamá. “Verlos juntos no es nada nuevo para mí, yo ya lo sabía, y aunque con mi mamá no tengo comunicación desde hace meses por esta y otras cosas, me dolió muchísimo que se destapara esta situación. No es la primera vez que se mete con un ex, es horrible”. A partir de este momento los siguientes meses son de declaraciones sobre su infancia sola, debido al trabajo de su mamá, las adicciones con las que Alejandra ha estado luchando desde hace años, e incluso la acusa de haberla invitado a drogarse con ella. En julio del mismo año Alejandra Guzmán explica en una entrevista que su hija padecía un trastorno mental y esa era la causa de su mala relación, lo que causó la ira de Frida quien la llamó vieja loca. “Si la acusación de que yo con el galán, yo no estaría tan tranquila, yo estoy en paz, yo soy honesta yo siempre a todos ustedes les he enseñado quién soy yo no me escondo ni miento. ¿Tú crees que yo le voy a hacer eso a mi hija? Eso no está en mí, no me cabe, eso es totalmente falso”, declaró Alejandra en septiembre durante una conferencia de prensa. Frida también reveló que jamás había golpeado a su madre y que si lo hizo fue para defenderse, ya que la agresiva era la cantante, además compartió que había tenido un aborto cuando supo que Christian Estrada había tenido algo que ver con su madre.