Se casó Camila Fernández, hija de Alejandro Fernández en plena pandemia del covid-19. Los novios lucieron felices, solo un error no hizo que todo saliera perfecto. Este fin de semana la hija del Potrillo, Camila de 22 años, contrajo matrimonio con Francisco Barba, con quien tenía apenas 9 meses de relación. La boda fue al estilo charro, ya que ambas familias tienen afición al deporte nacional mexicano. El único error que no dejó que Camila tuviera la boda de sus sueños, que era llegar en el carruaje tirado por caballos y adornado con flores, ya que se equivocaron de dirección y no llegó a tiempo a recoger a la novia, quien llegó al lugar en una camioneta negra acompañada de su famoso papá. Pero todo lo demás salió como se planeó, una bella ceremonia religiosa, para después dirigirse al banquete de bodas, ya la pareja de casados en el famoso carruaje que ya los esperaba en la puerta. Camila y Francisco disfrutaron una fiesta con un número limitado de personas, debido a la contingencia sanitaria por el coronavirus, pero igual estuvieron felices rodeados de buenos deseos para su nueva vida.