Toda persona que vea a Jennifer López le será difícil creer que está viendo el cuerpo de una mujer de 51 años, pero esa es la verdad. Jennifer López ya pasó el límite de los 50, pero parece tener 30, lo que es resultado de su rutina física y también de su dieta para adelgazar. A continuación nos aproximaremos un poco a lo que hace esta actriz y cantante para mantener una figura espléndida después de tanto tiempo. Puede que sus acciones sean útiles para ti y tú también puedas tener un como el de ella, o incluso mejor.

1. Dieta
De acuerdo con información del portal Mui, la dieta de Jennifer López se basa en productos frescos y de temporada en que las frutas y verduras gozan de un lugar importante. Podemos mencionar las espinacas, col rizada, lechugas, aguacate, semillas de calabaza, brócoli, pimientos y calabacín. Por otra parte, JLo agrega a su alimentación fuentes importantes de proteínas y grasas saludables que obtiene de carnes como el pollo y el pavo, pero sin dejar de lado los frutos secos, el salmón o la lubina. Su dieta también incluye avena, arroz integral y los boniatos. Respecto a los alimentos prohibidos, ella no consume alimentos ultraprocesados, ni tampoco cafeína y alcohol. Por otra parte, ella evita consumir zanahorias y maíz cocido dado que ellos acumulan azúcares. Este hecho le permite a López la pérdida de peso. JLo se hidrata principalmente con agua, bebiendo aproximadamente unos 7 vasos de agua al día, lo que la acerca a cumplir el estándar pautado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que sugiere que las personas debemos consumir un mínimo de 2 litros de agua al día.

2. Rutina física
La rutina física de Jennifer López incluye entrenamiento con peso que la hacen trabajar todo su cuerpo. Algunos de estos ejercicios son sentadillas con mancuernas, press de pecho con mancuernas, press de hombro sentada, remo horizontal con mancuernas y empuje de caderas con peso. Ella también hace pole dance o baile en barra, una disciplina que le exige mucha flexibilidad y equilibrio para la realización de los ejercicios. El baile en barra, además de reforzar su flexibilidad, también le permite trabajar una gran cantidad de músculos. Entre los movimientos atléticos que requiere el baile en barra tenemos los ascensos, giros e inversión corporal. Esta actividad también fortalece los abdominales, tonifica los glúteos y moldea musculatura en tríceps, bíceps, gemelos y muslos. Jennifer también incorpora boxeo de gimnasio en su rutina física. Este deporte de fuerza le permite descargar la fuerza que acumula en los brazos y abdominales, ayudándola también a pulir su agilidad y su sentido de la coordinación. La complementación entre rutina física y dieta es una relación que todos quienes queremos un cuerpo sano y que nos guste deberíamos cumplir. Jennifer López es ejemplo de ello, y aunque quizá no de la misma forma, tú puedes seguirle los pasos y elaborar un régimen cómodo para ti.