Con el paso de los años las mujeres han tenido que lidiar con los estándares de belleza que ha impuesto la sociedad, haciéndonos creer que si lucimos de una forma determinada seremos perfectas. Esto ha hecho que miles de mujeres alrededor del mundo recurran a infinidad de cirugías estéticas con tal de lograr el cuerpo perfecto.
Pero en esa búsqueda de la belleza podemos tomar decisiones radicales con tal de vernos lo mejor posible, hasta llegar al punto de extraernos las costillas, una intervención quirúrgica que se considera bastante delicada y por eso no se debe decidir a la ligera.
¿Cómo es la cirugía de extracción de costillas?
De acuerdo a la Clínica Menorca, se trata de eliminar las llamadas costillas flotantes, los últimos pares de costillas que se encuentran en la caja torácica. Se conocen de esta forma ya que nacen de las vértebras torácicas y no se encuentran ancladas al esternón como ocurre con el resto. Claro que se trata de una cirugía bastante invasiva, se realiza bajo anestesia general, el proceso postoperatorio es hasta de seis meses y puede resultar doloroso. Este método tiene como finalidad mejorar el contorno corporal en aquellas personas que consideran que su cintura no está lo suficientemente marcada. Sin embargo, no es recomendada por todos los profesionales. Durante la intervención se pueden extraer una, dos o tres costillas, pero en algunos casos extremos y antitéticos suelen retirarse hasta seis.
Riesgos
Como ya se mencionó la también conocida rib removal, es una cirugía bastante riesgosa, ya que la principal función de las costillas es proteger los órganos. Esta parte ósea junto al esternón forman la conocida caja torácica, la cual tiene como finalidad cuidar importantes órganos como es el caso del corazón, pulmones, riñones, vesícula y el estómago. Es claro que luego de remover las costillas estos órganos quedan vulnerables. Realizarse este tipo de procedimientos estéticos es invasivo y doloroso, además de arriesgar tu salud. Si estas buscando tener una cintura más definida puedes apoyarte en ejercicios y  ropa adecuada que logre ese efecto visual definido que tanto buscas. Recuerda que lo más importante es cuidar de tu propia vida y reconocer que tu cuerpo es perfecto tal y como esta.