Con estos 6 tips, dejarás el azúcar antes de lo que creías:

1. Admite que eres un adicto
La aceptación siempre es el primer paso. ¿Estás de mal humor cuando no consumes azúcar? ¿Tus antojos casi siempre te piden alimentos azucarados? ¿Te puedes comer todas las donas, galletas, dulces o cualquier otro alimento azucarado en una sola sentada? ¿Te pones a la defensiva o enojado cuando la gente habla de eliminar el azúcar de tu dieta? Entonces lo más seguro es que sí seas un adicto. El azúcar es tan adictivo como la cocaína. Cuanto más se come, más se quiere.

2. Define qué es y qué contiene azúcar
El azúcar está en todas partes. Si realmente quieres dejar de consumir azúcar, debes entender que el azúcar puede encontrarse hasta en la cátsup. Es hora de leer los ingredientes de los productos que consumas y no confiarte de los productos que dicen “sin azúcar”.

3. No más azúcar en casa
Si sigues comprando productos con azúcar que te causan tentación, jamás vas a poder dejar el azúcar. No compres alimentos azucarados por más que se te antojen. Póntela difícil cuando se te antojen cosas azucaradas.

4. Ten opciones más saludables
¿Se te antoja el azúcar? ¡Come una fruta! Las frutas también contienen azúcar pero además contienen vitaminas, minerales y fibra. Son una opción mucho más saludable de comer algo dulce cuando se te antoja.

5. Date tu tiempo
No esperes que desde el día que te decides a dejarlo, ya nunca en la vida vas a consumir azúcar y va a ser súper fácil. La verdad es que tendrás recaídas por lo menos en las primeras semanas o el primer mes. Pero entre más fuerza de voluntad, más fácil será dejarlo y cada día se te antojará menos. Tampoco se vale estarte torturándote viendo fotos de pasteles todos los días.

6. Toma mucha agua
Cuando estás teniendo un muy mal anhelo de azúcar, uno de las mejores ayudas es un tomar un vaso de agua fría. El agua es muy buena para ayudar a tu cuerpo a limpiar y desintoxicar pero también servirá para disminuir los antojos.