Desde cortar el flequillo hasta convertir sus habitaciones en zoológicos virtuales, los cuarentenados aburridos han ideado formas cada vez más originales para evitar enloquecer durante la crisis del coronavirus. Pero pocos se comparan con el influencer Conor McKenzie, que realizó un elaborado desfile durante el encierro, vistiendo nada más que una manta, como se ve en un divertido video de Instagram con más de 5 millones de visitas. “Tengo esta manta realmente hermosa en mi cama, y me dije, veamos si podemos jugar con esto”, dijo McKenzie, de 25 años, y agregó que quería traer una sonrisa a los rostros de las personas. El video resultante subido la semana pasada para los 300.000 seguidores de Gram de Conor, muestra al modelo con sede en la ciudad de Nueva York pavoneándose por la casa, mientras luce la misma manta de siete maneras diferentes. En una toma, se puede ver a McKenzie desfilando hasta el refrigerador en la ropa de cama de terciopelo azul que hábilmente ha dispuesto para formar un vestido vaporoso. Luego la música cambia y el solista de «Bad Boys of Dance» pasa seductoramente hacia la cámara mientras está envuelto en una improvisada capa de superman. McKenzie dijo que originalmente había lucido el acolchado para entretenerse durante el encierro. Sin embargo, un cumplido de su compañero de cuarto inspiró al bailarín a crear un deslumbrante desfile de modas en casa con la manta.  Huelga decir que el improvisado video se ha vuelto viral, acumulando miles de visitas en Instagram, y un montón de likes de los amantes de la moda en las redes sociales. Una vez más, la comunidad lgbt nos bendice con el mejor contenido, adulaba un fanático de Gram. Pero en realidad, McKenzie, sin saberlo, marcaba tendencia, y otros usuarios de Instagram aislados han recurrido a vestirse con su ropa de cama en una ridícula tendencia llamada thequarantinepillowchallenge». Están convirtiendo sus almohadas en un aspecto vanguardista, completo con cinturones de diseño cinchados. Llamémoslo cuarentena chic…