Hace unos pocos días Aislinn Derbez y Mauricio Ochmann dieron a conocer que se separarán por un tiempo debido a que las cosas en su  relación no estaban funcionando. La actriz y su esposo pidieron a sus fans y a la prensa ser respetuosos con este distanciamiento, pues necesitan trabajar en su relación para saber si seguirán adelante como pareja o decidirán florecer en senderos diferentes. Las opiniones de parte nuestra hacia los medios disminuirán durante un tiempo, ya que vamos a cuidarnos de especulaciones y entrometimientos que contaminen nuestra relación, la cual para nosotros siempre ha sido sagrada’, escribió la pareja en el comunicado que lanzaron a través de sus redes sociales. Sin embargo, los primeros en quebrantar este convenio han sido los fans de la hija de Eugenio Derbez, quienes sin ninguna prueba han comenzado a especular y mostrarse invasivos con la pareja.

Luego de que los famosos anunciarán su distanciamiento, los ataques para la actriz Sandra Echeverria, esposa del cantante Leonardo de Lozanne, no se hicieron esperar. Inmediatamente los seguidores de Aislinn comenzaron a señalar a la actriz a tal grado que insinuaron que “ella había sido la tercera en discordia” y que por ella el matrimonio de ambos actores estaba en crisis. Si bien es cierto que Sandra y Mauricio han compartido una serie de fotografías juntos, esto se debe a que ambos actores están trabajando en una película juntos en donde Ochmann protagoniza a Pedro y Echeverría a Helena. Es importante señalar que Sandra siempre se ha mostrado respetuosa con el actor y su pareja Aislinn Derbez, con quien tiene un trato cordial e incluso lamentó el distanciamiento de la pareja.

Sandra Echeverría y Mauricio Ochmann se conocieron hace tiempo y trabajaron juntos en la telenovela ‘El Clon’; desde entonces se volvieron muy amigos. Algunos fans buscan ensuciar la imagen de Sandra, quien tiene una hermosa familia al lado del vocalista de Fobia. Por fortuna, algunos fans más centrados invitaron a las personas a dejar de hacer comentarios tóxicos y mantenerse respetuosos con la pareja de famosos que atraviesa por un momento muy difícil en su relación.