Las mujeres altas y delgadas son más propensas a desarrollar una afección común llamada endometriosis, la cual puede causar infertilidad. De acuerdo a una nueva investigación, una de cada 10 mujeres presenta este tipo de afección, dificultando el embarazo. Siendo más frecuente en chicas delgadas y de estatura superior a la media. Durante la investigación se analizaron a más de 170 mil niñas con edades entre 7 y 13 años. Relacionando la endometriosis con los niveles altos de la hormona sexual del estrógeno, lo que aumenta en las niñas y es capaz de desencadenar un crecimiento en los tejidos que producen la afección. Los especialistas llegaron a la conclusión que las niñas con un índice corporal más alto, lo que ocasionaba que fueran más bajas de estatura y propensas a tener sobrepeso para su tamaño; tenían menos posibilidades de desarrollar la enfermedad.

Nuestros hallazgos sugieren que los indicadores de riesgo pueden detectarse a una edad más temprana, lo que podría ayudar a acelerar el diagnóstico para que se pueda comenzar el tratamiento para retrasar el crecimiento del tejido endometrial»; explicó la Dra. Julie Aarestrup, del Centro de Investigaciones y Prevención Clínica de Dinamarca. Se trata de un trastorno que a menudo resulta doloroso, esto ocurre porque el tejido que normalmente recubre el interior del útero, crece fuera de él. Afectando los ovarios, trompas de Falopio y el tejido que recubre la pelvis, además en algunos casos el tejido endometrial se disemina más allá de los órganos pélvicos, detalla Mayo Clinic. Entre los problemas que causa la endometriosis esta el dolor que puede resultar intenso, especialmente cuando ocurren los períodos menstruales. Así mismo es capaz de producir problemas de fertilidad, sin embargo existen tratamientos que ayudan a mejorar la condición.

Por si fuera poco la investigación arrojo que la endometriosis es capaz de producir otras enfermedades crónicas; como es el caso de los problemas cardiacos y cánceres ginecológicos. Entre los factores de riesgos que ocasionan la enfermedad, se encuentra el comienzo de la menstruación a una edad temprana; ciclos más cortos e incluso influyen los antecedentes familiares con este tipo de problemas. La investigación publicada en la revista Annals of Human Biology, establece que los niveles de estrógeno son los responsables de desencadenar el crecimiento en altura durante la pubertad, de igual manera se sabe que promueve el crecimiento de las células endometriales.